Reflexión anual. Ya un año con el blog

Esta entrada es más una reflexión sobre este último año, en el que me han pasado cosas y … bueno, muchas cosas.

Ya hace un año que me embarqué a abrir este blog con la intención de compartir temas que me interesan y sobre todo, dar información a la hora de tomar decisiones en la vida diaria.

He de reconocer que cada año me propongo unos objetivos a lograr e intento conseguirlos. Con esto no quiere decir, que si ya tengo los objetivos alcanzados, me pare y piense «hasta el año que viene no hago más«. Cada día hay que intentar mejorar en cualquier aspecto o ámbito.

O al menos esa es mi filosofía.

¿Cuáles han sido las entradas más queridas?

Era una pregunta que me hice cuando empecé a escribir. ¿Cuál sería la entrada que más gustará? ¿Tendrá que ver con el tiempo y amor que les dedico?

Pues evidentemente SI. La lista queda así.

En el puesto #3 otro aspecto que se ha vuelto vital para mí desde que lo estudié en la carrera es «¿Sabes qué huevos comes?». Esta es una de las entradas más antiguas y que tanto me gustó escribirla.

En el puesto #2 un tema que se ha convertido en parte de mi filosofía de vida ya hace muchos años «¿Que significa Cruelty-free?».

Y encabezando la lista en primera posición mi viaje a Marrakech, una ciudad que no deja indiferente. Pincha aquí para leerlo y ver las fotos.

viaje marrakech le jardin secret

Mi gran objetivo

Quizás uno de mis grandes objetivos es ser más responsable a la hora de consumir. Optar por calidad en vez de cantidad pero, sobre todo, mi enfoque se ha dirigido a intentar tener una vida con objetos, comida, etcétera que tengan un impacto ambiental bajo.

Es algo difícil de conseguir por eso es importante que si por ejemplo, quieras ser más ecosostenible en tu vida no intentes abarcarlo todo.

Una cosa que estoy empezando a llevar mejor es que si alguien no está de acuerdo contigo o simplemente pasa de un tema que a ti te importa mucho, lo mejor que se puede hacer es informar y hablar.

El poder de dialogar. Infravalorado.

Muchas personas no tienen la misma información que tú, porque simplemente no es el tema que les interesa o la sociedad no se implica. Igual que ell@s no les interesa un tema, lo mismo te puede pasar a ti. Por eso compartir conocimientos e información es un arma de poder increíble. De esta manera más tolerante se puede aprender un montón.

Si nos comunicamos, ya bien sea a través de blogs, foros, en persona, jornadas, cursos … estamos consiguiendo que mucha gente nos escuche. Y eso, tiene la capacidad de llegar aún a más gente.

Probablemente, nos frustremos ante lo que vemos cada día: malas condiciones laborales, calentamiento global, fenómenos atmosféricos cada vez más acentuados…

Hay que pararse, analizar nuestra situación y preguntarnos ¿soy feliz? 

Si la respuesta es no, sólo tú tienes el tratamiento. Empieza a plantear qué cosas te gustaría cambiar y cómo. Tal vez, con pequeños gestos en el día a día lograrás un cambio a corto-largo plazo. Lo importante es estar cómod@ con un@ mismo.

Acabando…

No quería que esta entrada sonase como a un libro de autoayuda o de cómo ser más happy flower. Es lo que me ha salido de dentro este miércoles 19 de febrero.

Espero tener más tiempo y poder escribir con más frecuencia. Quiero compartir mi experiencia con distintos productos eco y por supuesto, me encantaría que si has usado los mismos u otros me lo comentes para poder hablar del tema. También quiero seguir contándote que series me veo o que viajes hago, porque simplemente te puede ayudar en el momento que tú decidas a hacerlo.

Acabo así con esta reflexión de este último año.

Me despido con un see you soon y no un adiós.

Be free!

Always.

 

2 Responses
  • Marinnia
    febrero 20, 2020

    Enhorabuena!!

    • WL
      febrero 20, 2020

      Muchas gracias Marinnia 🙂

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *