Escapada a Portugal

Hacía tiempo que no realizaba un viaje y realmente lo necesitaba. En este caso, me he ido al norte de Portugal a un hotel que enamora y transporta a un mundo de paz y serenidad.

Pude gozar de un magnífico tiempo y de una calma más que necesaria.

La escapada

El primer día decidimos ir a cenar a Braga que me encanta y nunca defrauda.

El lugar elegido fue Otsu Biru Cervejaria e Petisqueira Japonesa donde los platos van en movimiento y coges lo que te apetece. Experiencia recomendable.

Después ya rumbo al hotel a desconectar en el medio de naturaleza. Y paz.

El hotel

El lugar escogido para pasar estos días fue la Pousada Mosteiro de Amares cerca del Parque Nacional de Peneda-Gerês.

 

Cuando entras en el hotel te enfrascas en otro mundo. Sus rincones y jardines recuerdan a paisajes como La Toscana donde respiras aire puro.

La Pousada también cuenta con una piscina. Si buscas desconectar en un enclave idílico, este es tu lugar.

Apulia

El último día decidimos ir a comer a Apulia y ver su playa con los molinos que, por cierto, se alquilan. Debes ir a comer pescado fresco por esa zona. Todo a la brasa. Recomendaciones de mi amiga portuguesa :).

 

 

Espero que te hayan gustado las fotos y el lugar. Sin duda digno de ver y compartir. Para ver más fotos y vídeos de este lugar, sígueme en Instagram.

 

Be free!

2 Responses
  • Ruben
    julio 8, 2019

    Me gusto mucho,el hotel muy top

    • WL
      julio 27, 2019

      Muchas gracias Rubén! El hotel es muy top todo el mundo debería ir! 🙂

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *