Conociendo aún más Galicia, esta vez Silleda.

Por fin subo esta entrada sobre mi mini-escapada a Silleda, Galicia. Dependiendo el tipo de viaje que realizo me fijo más en el hotel o no. En este caso, el hotel elegido tenía un papel muy importante en nuestro viaje.

Si quieres saber qué puedes hacer si pasas por aquí o ver el hotel en el que me alojé, sigue leyendo.

Si lo que te interesa es ver otros posts sobre otros lugares de Galicia, mira estos «Escapada flash a Corrubedo», «Viaje exprés por la Costa da Morte» o «Viaje exprés por la costa gallega». También en mi categoría Travels encontraréis más viajes fuera de Galicia.

El hotel

Nos alojamos en el Ecohotel Nós. El nombre tiene que ver con la revista gallega Nós publicada entre 1920 y 1936. En ella Castelao era el responsable artístico con sus magníficas ilustraciones.

Bueno eso es otro tema distinto pero muy interesante.

En el hotel hay un total de 6 habitaciones y cada una de ellas tiene el nombre de un libro de Castelao. La nuestra era «Sempre en Galiza».

El ecohotel Nós alberga un montón de naturaleza. A su vez tiene un restaurante que es increíble. El restaurante se llama Nós Gustas y he de decir que me enamoró la decoración.

 

 

Sin embargo, en la parte delantera del hotel tienen otro bar y tengo que elogiar unas croquetas de lavanda (si, habéis leído bien), que estabán F A N T Á S T I C A S.

 

Rincones del hotel

 

El hotel te brinda paz a pesar de tener la carretera muy cerca. Aún así puedes abstraerte y sentirte que estás en el medio de la nada.

Cuenta con piscina y unas cómodisimas hamacas.

 

 

Este fue mi rincón favorito. Por las noches todo se ilumina y parece un cuento de fantasía. Sin duda, encantador.

Esto es lo que te encuentras en el hotel. Pero a continuación te explico brevemente cositas qué puedes hacer o qué debes hacer. No están en Silleda centro, pero si muy cerca.

Qué hacer

Si no sabes que hacer si te pasas por Silleda, te cuento alguna cosilla que deberías ver o comprar:

La fervenza Del Río Toxa.

Comprar melindres en Tábora, una confitería artesana y auténtica que está en Silleda.

Hay un antiguo pueblo minero cerca que tiene una historia muy curiosa. Se llama el Poblado minero de Fontao. Para su época tenía hasta cine, colegio y propia iglesia. Se puede ir y ver zonas aún abandonadas. Bastante creepy todo.

Probar la gastronomía local.

Ver vacas. Sal un poco de la carretera general de Silleda y piérdete, así podrás observar a las vacas pastar. Es tranquilidad.

El monasterio de Carboeiro.

Ir a Merza, la zona del río es muy bonita. Hay una playa fluvial, A carixa, que tiene unas piscinas al lado del río. Te puedes bañar en ambos, te aconsejo mejor el río. Hay un restaurante cerca que tiene menú y una amplia carta para comer. Se llama O refuxio de merza.

 

 

Hasta aquí mi breve estancia y recomendaciones en la Galicia profunda.

 

Be free!

4 Responses

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *